4

Entrevista a Ada: Australia, mi primer destino viajando sola

Reserva de Canguros en Australia

Ada ¿cuál ha sido el viaje en solitario qué más te ha marcado?

Sin duda fue mi viaje a Australia. Decidí marcharme tres meses porque necesitaba un respiro en el trabajo, había sido un año complicado y necesita tiempo y distancia. Me decidí por este destino porque es muy seguro para viajar y cuenta con algunas de las mejores reservas naturales del mundo.

¿Qué hiciste allí, cual fue tu plan de viaje?

Pregunta más bien qué no hice allí, porque fueron tres meses de lo más intensos. Mi único plan de viaje era ir como voluntaria a una reserva de canguros. Sin embargo, como este voluntariado solo duraría un mes, una vez allí, me puse en contacto con otras entidades para trabajar a cambio de alojamiento y dietas. Visité varias ciudades en Australia, casi siempre por la costa: prácticamente me recorrí la isla entera.

¿Qué fue lo peor (si lo hubo) del viaje?

Creo que lo peor del viaje fue el idioma. Aún no dominaba el inglés y además, una vez allí, su inglés era muy diferente al que yo había estudiado con el agravante de que, cada vez que me desplazaba, el acento variaba un poco y me costaba más entenderlo. También tuve un momento de flaqueza cuando, al llegar el primer día tras 25 horas de vuelo, me percaté de que estaba en la otra punta del punto, sola y sin entender el idioma. No obstante, este momento es muy pasajero y se cura con unas cuantas horas de sueño.

¿Qué fue lo mejor del viaje?

Todo el viaje el sí fue maravilloso. Si tuviera que destacar tres cosas, en primer lugar te diría que la experiencia de cuidar canguros. Soy amante de los animales y estar en contacto tan directo con ellos, darles de comer, cuidarles, fue un experiencia sensacional. Además en esta reserva, había más animales como dingos a los que sacaba a pasear. La segunda cosa es la posibilidad de conocer personas estupendas a las que admiras por su juventud y su valentía y que te hacen pasar momentos inolvidables allí. Y la tercera creo que sería el aprovechamiento del tiempo libre. Yo me fue con un voluntariado en el que solo trabajaba unas horas al día, el resto lo dedicaba de descubrir en bici lugares nuevos, playas desiertas…Australia es naturaleza en estado puro, increíble.

¿Qué consejo darías a alguien que quiera seguir tus pasos?

Algo que yo también hice. Fui cauta a la hora de comprar los billetes, lo hice con una compañía con la que estaba asegurada y tenía la posibilidad de adelantar la vuelta si mi experiencia no era lo que estaba buscando. Eso no me paso a mí. Estuve tres meses que, además, me supieron a poco, pero tenía la tranquilidad de saber que podría volver cuando yo quiera y con un buen seguro.

Este post ha sido redactado como contenido para mi proyecto VIAJAONLY del curso de CM de la Cámara de Comercio de Sevilla