14

Bailemos

Hace tiempo que aprendí la teoría pero no sé por qué he tardado tanto tiempo en ponerla en práctica. Quizás será el efecto de las canas que asoman con descaro por mi pelo, quizás los recientes y continuos cambios de piso, de trabajo, de ciudad, de hábitos; quizás por esas personas que pasan por mi vida con más o menos acierto o quizás porque ahora, que ya no miro tanto el reloj, creo que cada segundo, cada instante, cada momento, es un regalo de la vida.

Los que me conocéis ya sabéis cual es mi lema: “salir de casa con la sonrisa puesta”, creo que es lo único que nunca pasará de moda, la mejor forma de vestir nuestra propia firma y lo único que, junto con una mirada transparente, dice todo de nosotros. Sigue leyendo

Anuncios