Asturias, destino que enamora

Asturias es, sin lugar a dudas, uno de los destinos más bellos de España. Es la perfecta combinación de naturaleza, historia, ciudad y gastronomía. Te hará falta más de un viaje (y más de dos) para conocer todos sus rincones, aunque solo un día para enamorarte de ella.

Te vamos a proponer una ruta que configura un semana y en post posteriores te ofreceremos más alternativas. ¿Preparado? Comienza tu viaje:

 

Puente Romano Cangas de Onís, Asturias

Un lugar perfecto para alojarte es Cangas de Onís. Su ubicación hará que te encuentres relativamente cerca de las principales ciudades y enclaves naturales. Además, se trata de un precioso pueblo, famoso por su puente romano, en el que siempre podrás acabar la jornada tomando unos buenos culines de Sidra. Pasar aquí tu primer día será una gran elección.

Lagos de Covandonga

Al día siguiente, levántate temprano y sube a los lagos de Covadonga. Que no te asuste si en Cangas, el día amaneció nublado o incluso lloviendo, acércate a la oficina de información turística y pregunta qué tiempo hace en los lagos.  Para subir, puedes hacerlo en autobús, o puedes llevar tu coche hasta el aparcamiento 4. Una vez allí, coges el autobús que te llevará hasta lo más alto.

Es curioso, y maravilloso, ir subiendo acompañado de “les vaques” que campan a sus anchas, y observar como dejas atrás la lluvia, las nubes y la tierra. Los lagos Enol y Ercina son un regalo de la naturaleza.

Tras visitar los lagos, puedes aprovechar la tarde para visitar el Santuario de Covadonga. No es necesario que seas religioso para apreciar la peculiaridad y belleza tanto de la Iglesia como del Santuario esculpido dentro de la montaña. El sonido del agua, los caminos de madera, las vistas y perfecta combinación entre sol y montaña hacen de este lugar un auténtico retiro de paz.

Santuario de Covadonga

Un plan perfecto para el tercer día sería visitar Gijón. Comienza visitando la Universidad Laboral que se encuentra situada en la parroquia de Cabueñes, a poco más de tres kilómetros del centro urbano. Esta universidad fue construida entre 1946 y 1956 y es la obra arquitectónica más importante realizada en el siglo XX en Asturias y llegó a ser, con sus 270 000 m², el edificio más grande de España.

Universidad Laboral de Gijón

Por la tarde, puedes visitar la ciudad de Gijón. Desde su paseo marítimo hay unas espléndidas vistas al mar Cantábrico y si subes al Cerro de Santa Catalina, te sentirás literalmente en el fin del mundo. Allí, el escultor vasco Eduardo Chillida esculpió su Elogio del Horizonte, símbolo turístico de la ciudad.

Si dispones de tiempo, pasea por Cimavilla, un antiguo y carismático barrio de pescadores, los jardines de la Reina, el Puerto Deportivo y la Playa de Poniente.

Gijón

Nuestra propuesta para el cuarto día es que visites Oviedo. Esta ciudad, está declarada por la UE, una de las ciudades con mayor calidad de vida. Llama la atención por la limpieza de sus calles, su elegancia y belleza arquitectónica. Aunque lo mejor de Oviedo es perderse por sus calles y dejar que la ciudad se muestre poco a poco, te diré algunos sitios que no te deberías perder: Catedral del San Salvador, Museo de Bellas Artes, Parque de San Francisco, ruta de las estatuas, Plaza Trascorrales, y la Plaza de El Fontán

Oviedo

Estamos ya en el quinto día de viaje, pero aún quedan muchas cosas por ver en Asturias.

Te vamos a proponer visitar Lastres y Llanes. Estos dos preciosos pueblos recogen la esencia más auténtica del Principado.

Lastres te gustará por sus casas tradiciones, sus calles empedradas y sus innumerables escalinatas. Si puedes subir al mirador de San Roque, disfrutarás de una espectacular panorámica de la localidad, así como de las playas de La Griega, La Isla y la Sierra del Sueve. No te pierdas tampoco la Iglesia de Santa María de Sábada, el Barrio de los Balleneros, la Torre del Reloj o la Capilla del Buen Suceso.

Lastres

Por la tarde vista Llanes y disfruta paseando por su puerto, recréate con las vistas que hay desde el Paseo de San Pedro y relájate viendo las puesta de sol desde los característicos Cubos de la Memoria.

Y para finalizar tu viaje, el sexto día en el norte de España te propongo visitar algo de Cantabria: San Vicente de la Barquera y Santillana del Mar.

La primera ciudad, dispone de un patrimonio monumental y natural excepcional. Además su peso histórico en el principado data de la edad media, momento en el que la villa vivió su mayor esplendor y época en la que sus hombres protagonizaron importantes gestas marineras en la reconquista de ciudades andaluzas y expediciones a Terranova.

San Vicente de la Barquera

¿Qué es lo que no te puedes perder? El Puerto de San Vicente, el Faro de Punta Silla, Puente de la Maza y la Playa de Gerra.

La tarde mas mágica del viaje la pasarás visitando Santillana del Mar. Esta villa que configura un museo medieval en vivo, te hará sentir como sus habitantes de antaño paseando por su calles. Creo que no hace falta que te guíe en este recorrido porque tus pies te llevarán solos pero sugiero algunos rincones que allí no te puedes perder: Colegiata Santa Juliana, Torre de Don Borja, Casa de los Tagle, Plaza de Ramón y Pelayo, la calle del Cantón.

Santillana del Mar

Aunque estas fotos sean bellas, creo que, para enamorarse de Asturias, debes conocerla en persona, si lo haces, nunca podrás desengancharte de ella.

No te pierdas los próximos post sobre Asturias porque en ellos te mostraremos su lado más natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s