El miedo

“Las cosas, a veces, no son tan fáciles como parecen…”

Me he repetido esta frase tantas veces en el último año que casi puede conmigo. Casi todo puede conmigo, pero no lo ha hecho, y aquí estoy, volviendo regar mis jazmines para contaros que las cosas no son tan difíciles, sino que las personas, a veces, somos muy cobardes.

Demasiados años, demasiadas experiencias, demasiadas personas, demasiadas opiniones, demasiados consejos…demasiadas cargas que no hacen sino vestirte con el peor de los trajes que se puede llevar en la vida: el miedo.

Hace poco leí que el miedo sólo es el paso que existe entre su situación actual y tus sueños. Si así de cierto es, entonces ¿por qué nos da tanto miedo darlo? ¿por qué nos paralizamos aterrados ante lo desconocido? ¿por qué permitimos que el miedo nos aleje, aliado con el tiempo, de lo que realmente queremos en nuestra vida? Porque somos, he sido, muy cobarde.

Todo empieza con el miedo a perder la estabilidad actual, una estabilidad, “un confort” estúpido que te apaga día a día porque no te sientes realizado, ni valorado, ni ilusionado. Miedo a tener que romper con la rutina, a tener que aprender otras cosas, a “desaprender” a una velocidad superior a la que estamos acostumbrados.

Luego viene el miedo a que el pasado se repita, miedo a que te hagan lo mismo, miedo a que lo hagas tú, miedo a los fracasos, las decepciones; miedo a darlo todo y volver a quedarte vacío, miedo a que pasen los años y “no sirva para nada”. Miedo a que te repitan una y otra vez: “espero que estés segura” ¿segura de qué? ¿de que se está hoy en día seguro? Sólo de una cosa y en eso aún no estoy pensando.

Y finalmente te asalta el miedo al futuro, miedo a no tener nada bajo control, miedo a no saber qué pasará, si será bueno o malo, si será “lo mejor o lo peor para mi”, miedo a estar peor que ahora, o peor que antes, miedo a la incertidumbre, a lo desconocido. Miedo a “aunque algunas veces me has decepcionado”, miedo no decepcionar más, miedo insólito a algo, de lo que no tenemos ni la más remota idea.

Tanto miedo tenemos que nos olvidamos del día de hoy, del ahora, de sentir y disfrutar el segundo en el que vivimos. Nos olvidamos de los ojos que tenemos delante, nos olvidamos de buscar nuevas oportunidades, de sonreír a la vida. Tanto miedo tenemos que nos chupa la energía como las sanguijuelas chupan la sangre, que nos borra las arrugas de la cara porque ya no encontramos por qué reír; tanto miedo que al final perdemos todo por lo que merece la pena vivir.

¿Cómo se superan los miedos? hace tiempo leí en un libro de interpretación de los sueños, que los miedos sólo se superan enfrentándose a ellos, plantándoles cara, esperándoles de frente. Y eso que un día hice en los sueños, es lo que ahora he hecho despierta en la vida real. Sólo hay que armarse de valor, armarse de energía, reencontrarse consigo mismo y con la fortaleza que todos tenemos en nuestro interior; hacer todo ese acopio de poderío para dar…un paso, un único y pequeño pero rotundo paso.

Puedes leer muchas frases:

“Debemos pensar menos y hacer más”

“Cuando fue la última vez que hiciste algo por primera vez”

“Lo difícil se hace, lo imposible se intenta”

Frases que evidencian que alguien lo intentó y lo consiguió, que demuestran que “si se puede”, que sugieren valor y optimismo… pero frases que no valen nada si no las haces tuyas y nos las trascribes a tu propia vida.

 

Olvídate del pasado, esos años ya tuvieron su momento, ya ocuparon su tiempo, no permitas que invadan tu hoy y mucho menos que interfieran en tu mañana.

No te frustres con el futuro, no tienes ni idea de qué pasará. Asume con normalidad que volverás a reír, volverás a llorar, volverás a triunfar y en algunos casos fracasar. Acepta que volverás a encontrarte con gente buena y gente mala, pero hazte fuerte para seguir siendo tu mismo, pase lo que pase.

Vive el presente, vive con la gente que te quiere, haz las cosas que te gustan y te hacen sentir bien. Disfruta en la misma medida de la buena compañía y de la soledad. Crece como persona, haz el bien a los demás, lucha por lo que quieres, esfuérzate cada día para conseguir tus sueños.

El camino que hay detrás del miedo, detrás de ese pequeño paso, es muchísimo más amplio que el que dejaste detrás, así es que: SALTA.

A veces, hay que perderse por el mundo para encontrarse consigo mismo

A veces, hay que perderse por el mundo para encontrarse consigo mismo

Continuará….

Anuncios

25 comentarios en “El miedo

  1. Al miedo hay que mirarlo profundamente para intimidarlo. Y los fracasos sustituirlos por la palabra aprendizaje. De este modo viviremos mucho mejor. Enhorabuena!!

  2. #Saltaremospues… Fuera los miedos!!! Jaja
    Eres mi psicologa personal! 😉 q bien me vienen tus reflexiones para reflexionar en mi…
    Me ha encantado!!!No nos dejes de escribir aunque te tomes tus tiempos…!Tq preciosa!😘

  3. ¿Miedo a qué? Tu puedes con todo morena!! Echaba de menos tus reflexiones, por fin has vuelto y creo que más fuerte que nunca, a ver si me aplico tus consejos y yo también pierdo un poquito de miedo y remuevo toda mi vida. Mil besos para la más preciosa (por dentro y por fuera). 😉

  4. Brillante amiga!!!!! Me dejas una vez más sin palabras y lo echaba tanto de menos. Es increíble como consigues ponerle palabras a los sentimientos, enhorabuena por ello y me encanta leerte!!! Millones de besos preciosa

  5. Sin duda llevo tiempo reclamandote un nuevo post y veo que además de hacerme caso, vuelves como siempre “sorprendiéndonos”. No hay nads que te pueda decir que no te haya dicho ya, pero veo que la frase antes de ese viaje la has hecho tuya ‘ cuando viajas no solo cambias de lugar sino también de mentalidad’. Espero ansiosa el que describas Italia… TQ

  6. Me ha encantado Esther!

    Miedo a nada. Estoy convencida de que todo pasa por algo ( y te lo digo por experiencia) . Todo cambio es para mejor, sólo hay que buscar el lado bueno de las situaciones y ver lo positivo.

    Un beso muy fuerte.

  7. ¡Qué alegría volver a leerte, Esther!Te recomiendo el libro “Donde tus sueños te lleven”, que trata precisamente de los miedos y de cómo superarlos, de una manera muy sencilla y amena. A mí me ha encantado y me ha ayudado mucho.

    ¡Un beso! Y espero seguir leyéndote más a menudo 🙂

    • Hola¡ más alegría me da a mí que me sigas leyendo. El último año ha sido complicado y he necesitado un respiro, pero ahora estoy con las pilas puestas y empezando otro camino. Espero seguir regando mis jazmines como siempre lo he hecho. Un beso enorme¡¡

  8. ¿Miedo? Sé muy bien cual es esa sensación y las causas que lo provocan. Pero el tiempo todo lo cura y te hace más fuerte, tan fuerte que te ayuda a salir de tu círculo de confort y dar rienda suelta a lo que un día, por diferentes motivos o por personas que te rodeaban no fuiste capaz de hacer.
    A mí me costó un tiempo salir de mi círculo de confort pero dejé atrás todo y cuando digo todo es: TODO. Toda la vida haciendo lo que otras personas querían que hicieran y nunca decidía por mí. Por fin puedo reconocer que el tiempo me ayudó a encontrarme a mí misma, que dejé el MIEDO cerrado bajo llaves a mis espaldas y que poco a poco voy consiguiendo lo que siempre quise pero no me atreví. Ahora, sin miedos, puedo decir que soy FELIZ!

    • Pues si que creo que hablamos de lo mismo. Yo se que ese tiempo es necesario, muy necesario, pero ahora también creo que la actitud y la energía son imprescindibles para hacerlo bien y hacer ese camino productivo. Yo lo estoy abriendo, y como dicen dejando de escuchar a tanta gente porque al final mi vida es mi vida y debo “experimentarla” y disfrutarla y equivocarme. Gracias amiga por leerme y por escribirme porque me hace muchísima ilusión. Un beso enorme¡

  9. En un antiguo libro de filosofía leí una frase que decía: “sentarse a sentirse”. Quizá esa es la clave para disipar nuestros miedos: encontrarnos con nosotros mismos y revelarnos a la vez quienes y cómo somos, y por qué lo somos. Los miedos son simplemente inseguridades y nos conducen a no intentar lo que debemos intentar, lo que debemos hacer como tú bien dices ….. SALTAR; y si no saltas, no vences. Magníficas reflexiones como siempre Esther; un privilegio leerte.

    • Muchísimas gracias Alma por leerme y escribirme. Me ha encantado “sentarse a sentirse”, te lo voy a “tomar prestado” para mi próximo post porque es justo lo he hecho en este viaje. Al final creo que lo más importante de los miedos es que sean racionales porque los irracionales son los realmente peligrosos. Me encanta que me escribas porque siempre complementas lo que tengo en la cabeza, GRACIAS¡¡ un besazo

  10. Buena reflexión en letras altas ,) Opino que, sencillamente, el miedo no existe, es algo futuro que aún no ha llegado, por lo que podríamos tener respeto, precaución, cuidado… con mezclas posiblemente de nerviosismo. Fíjate que nacemos sin miedo, y nos lo inculcan de tal manera, que en unos años la mente humana lo transforma incluso en pánico ,) ¿Has visto cómo los bebés se lanzan a las fauces de los perros?

    Al miedo no hay que creerlo, y si alguien cree en él, hay que ignorarlo… Las personas que viven con miedo, simplemente no viven. Su estado produce que no sean ellas mismas, y ¡todo por algo que aún no ha pasado! (futuro).

    Me encanta la temática, le dedico incluso un capítulo en mi último libro, y, “ahora que no nos lee nadie”, te diré que ha sido el capítulo más polémico ,)

    Te he fichado por twitter, y ya sigo tu blog, te invito a hacer lo propio ,)

    Un saludo. Rayko Lorenzo.

    • Totalmente de acuerdo con cada una de tus palabras. El problema es que “desaprender” a tener miedo es muy complicado, pero sin duda el camino para vivir el momento 100%. Muchas gracias por leerme y seguirme y por supuesto… haré lo propio;) un abrazo

  11. Pingback: A la vida | Los jazmines de mi abuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s