3 minutos

“Tres minutos al día, sólo durante tres minutos al día, deja tu mente en blanco.

Piensa nada más que en tu respiración y al ritmo de tu respiración”.

IMG_20150322_174309

Tres minutos al día para dejar de pensar qué hiciste ayer, qué harás hoy y qué harás el resto de tu vida.

Tres minutos para ganar la batalla a los remordimientos, los problemas, las soluciones, las esperanzas y desesperanzas imaginarias.

Tres minutos durante los que no salvarás el mundo, ni tu vida, ni la vida de los demás; sólo tres en los que dejar de ser heroína y víctima al mismo tiempo.

Tres minutos sin rencores, tristezas, fantasías, lamentaciones; sólo tres sin ser la pitonisa de tu suerte, la curandera de tus males, el chamán de tus malos espíritus.

Tres minutos para vagar sin prisa y sola por los caminos del silencio

Tres minutos para aprender a poner orden a tus ideas, cambiar los pensamientos, guiar las sensaciones, entender las actuaciones. Tres para aprender a priorizar, desenredar, abatir miedos, asumir, superar y volver a disfrutar.

Tres minutos para entender que no puedes controlar qué pasará en el futuro, ni cambiar nada del pasado.

Tres minutos para descubrir cómo templar los nervios, cómo disfrutar de una canción, de una caricia, de un momento. Tres para educar los altibajos, los berrinches, las rabietas.

Parecen pocos 3 minutos al día con sus 180 segundos, con sus 180 oportunidades de aprender a controlar a tus pensamientos.

Ojalá superase los 5 primeros.

Objetivo: Parar para poder avanzar

Resultado: Intento fallido

Estado actual: En proceso de superación, PA

 

Tres minutos para aprender a poner los cinco sentidos, en las cosas que realmente importan:

 

Anuncios

4 comentarios en “3 minutos

  1. ¡Qué alegría leerte de nuevo Esther! Llevo un tiempo un poco desconectada y tu entrada me ha sabido a agua fresca. ¡Voy a intentarlo poner en práctica los 3 minutos de descanso! últimamente por motivos laborales voy un poco estresada y no me vendría mal practicar alguna técnica de relajación-desconexión de este estilo.

    ¡Un beso guapa!
    Patri.

    • Hola¡¡ Patri, a mi también me pasa lo mismo, no escribo todo lo que me gustaría, pero bueno. La técnica es muy buena. En realidad son tres minutos y medio pero resulta complicadísimo cuando tienes mil cosas en la cabeza. Es también un entrenamiento de concentración 😉 Gracias por seguir ahí y muchísimo ánimo¡ Las rachas, al final, pasan, a ver si la nuestra lo hace pronto¡ Un besazo¡

    • Muchísimas gracias por escribirme¡ Nos dejamos llevar tanto por el día a día que se nos olvida que la mente también necesita “respirar” para seguir funcionando.
      Es un hábito que al principio cuesta mucho, pero que, una vez logrado, es muy beneficioso¡
      Un beso¡
      Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s