¡No me borre las arrugas!

10 años después vuelvo a hacerme la foto para renovar el carnet de conducir. Estaba deseando hacer la típica comparación entre el antes y el después, cuando iban a borrarme las arrugas de la cara:

“¡No me borre las arrugas!”

No me borre las arrugas porque eso sería como borrar 10 años de mi vida. No borre esas líneas que delatan tantos años, tantos meses, tantas semanas, tantos días, tantas horas pero sobre todo, tantos momentos.

No borre tantos nervios, tantos exámenes en la mochila, tantos madrugones con olor a libros y a café.

No borre ni una decepción sufrida, ni una lágrima derramada y mucho menos las que no pude derramar. No quite de mi cara los surcos de esos llantos angustiosos que tanto me han enseñado y de los que tanto me queda por aprender.

No borre de mi cara cada lamentación por las decisiones mal tomadas, por la impotencia de no poder volver atrás, por el sufrimiento de pensar que podría haber sido de otro modo, o no.

No borre ni uno de los hoyuelos que tantas carcajadas han soltado, de tantos años de felicidad absoluta y plena, no borre esa expresión que delata que he tenido, y tengo, personas maravillosas y excepcionales a mi lado.

No borre ni uno de los mohines que me descubren sin palabras, por que cada uno de ellos economiza mis explicaciones, mis charlatanerías, mis excusas, mis arrebatos, mis disgustos, mis desacuerdos.

No borre las arrugas de los treinta porque son las que me convencen de que el tiempo no pasa en balde. Son las que me recuerdan que he caído más veces en la misma piedra, y nunca me ha gustado el golpe.

Si me borra usted las arrugas, todo el mundo pensará que sigo teniendo la ingenuidad de la adolescencia, que todo ha sido facilísimo para mí y nunca en mi calendario he tenido un día en rojo.

Si me borra la expresión de la mirada puedo perder imágenes que jamás quiero olvidar, incluso cuando el cerebro no sepa interpretarlas, ahí también, quiero conservarlas.

Sí, prefiero quedarme con mis arrugas y poder compararme dentro de diez años tal y como hago ahora. Poder ver la fotografía y hacer un repaso rápido por lo que habrá sido mi vida. Recaer en lo poco que sé ahora y cuánto sabré a los cuarenta. Prefiero comprobar cómo tengo más arrugas que ahora, más lamentos, más risas, más sofocos, más alegrías, más cosas que contar, más de las que arrepentirme, más piedras sobre las que tropezar, más mohines, más vida, más momentos.

Nano&Esther

Nano&Esther

 

Anuncios

8 comentarios en “¡No me borre las arrugas!

  1. De momento no te estorban e incluso como dices hablan por ti… Pero estaremos esperando lo que dices de ellas a los cuarenta…😜
    Yo personalmente preferiría que no se notasen tanto…😂😂😂

    • Jajaja estoy convencida de que a los cuarenta me van a gustar menos que ahora. Pero también pienso que lo importante es llegar a ellos de una forma plena y feliz, ese es el mayor reto¡ Un beso enorme¡

  2. Desde luego es lo que compensa jaja los buenos recuerdos y las experiencias vividass, q nos quiten lo bailaoooo jejje Pero yo confieso q cada vez me cuesta mas cumplir!! 😦
    Muy bonito post wapa!! Un besazooo

  3. Como me gusta, me he sentido totalmente identifica con lo que dices, mis arrugas me acompañaran siempre. Muchos besitos. Eres la diosa de la escritura.

  4. Pingback: El miedo | Los jazmines de mi abuela

  5. Pingback: A la vida | Los jazmines de mi abuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s