Lo que nunca te digo

Es eso, lo que nunca me dices, lo que te hace ser quien eres, lo que te hace no asemejarte a nadie, lo que hace que tus ojos brillen diferentes.

Es eso, lo que nunca me dices, lo que se escapa de lo que significa ser sincero, lo que no encuentra palabras de confidente, lo que no halla en ningún sitio consuelo.

Es eso, lo que nunca me dices, lo que puede cambiar cada día o permanecer inmóvil durante toda la vida.

Es eso, lo que nunca me dices, lo que hace que no encuentre el motivo de por qué te quiero, de por qué te busco, de por qué te espero.

Es eso, lo que nunca me dices, lo que llevas contigo a la cama, lo que acurrucas, lo que proteges, lo que nunca te falta duermas sola o duermas acompañada.

Es eso, lo que nunca te digo, lo que nunca cuento, lo que para mí se queda, lo que guardo con recelo, lo que me da la identidad, los apellidos, el sosiego.

Es eso, lo que nunca te digo, lo que en el fondo me da fuerza, me impulsa, me anima, me llena, lo que nunca espera, por lo que nunca espero.

Es eso, lo que nunca te digo, por lo que el amor no se explica, ni se explica no tenerlo.

Creo que todos tenemos ese rinconcito interior que no nos gusta compartir con nadie. Ese retiro con uno mismo en el que te sinceras, en el que te rezas, en el que te encuentras. Esa parte de nosotros mismos que no nos gusta traicionar, mostrar o vulnerar.

Y estoy convencida que justo esta es la parte de nosotros mismos que nos hace únicos y diferentes al resto del mundo. La que nadie puede cambiar ni manipular. La parte que nos anima a ser mejores personas, la que nos previene, la que nos madura. Algunos la llaman personalidad, otros la llaman alma.

LO QUE NUNCA TE DIGO

 

Anuncios

11 comentarios en “Lo que nunca te digo

  1. Miguel Hernández dijo: “Sólo soy yo cuando estoy solo”.
    Esa soledad interior, ese ser propio, tan propio que no se desvela, que está tan al fondo de la caja que sólo encontramos nosotros mismos. Esa esencia tan pura que conforma nuestra, más que personalidad, alma. Es el fondo, no la forma, es el yo.
    Este poema que te dejo por aquí, lo escribí en 2003:
    YO Y MI YO.
    Para el yo
    mi sonido abstracto,
    para el tú
    tu tiempo para ser otro;
    para el mí, mi yo.
    Para tí, sólo verás mis párpados grapados
    que estoy durmiendo
    y bajo ningún concepto
    me despiertes.
    Gracias una vez más por cada una de tus palabras que compartes con todos nosotros 🙂

    • Alma, quizás por eso a mi me guste tanto pasar ratitos completamente sola. Tu poema y mi post hablan exactamente de lo mismo. Ya sabes que pienso que nos parecemos demasiado y eso me encanta. Además nunca dejas de sorprenderme porque nuestras reflexiones, nuestros gustos, nuestras inquietudes y nuestro gusto por la escritura podrían sugerir que hayas crecido juntas, y no es así. Creo que si hay medias naranjas en personalidad, tu y yo nos hemos encontrado 😉 Muchas gracias por seguir leyendo y escribiéndome¡ y gracias por compartir tu poema¡ Un beso enorme¡

  2. Lo más impresionante de todo esto es que el poema que te he dejado en el comentario, lo escribí el 13 de Abril de 2003. Justo hoy hace 11 años. Destino? Casualidad? No se, pero cuanto menos curioso 🙂 Un abrazote.

  3. Ese rinconcito ese momento de soledad en el que te encuentras contigo misma q necesario es, q gratificante resulta ummm. Yo siempre lo busco y lo encuentro porque sin esos momentos no seríamos nosotros porqvsin esos momentos la vida sería un caos!! Un besazo amiga sigue escribiendo me encantas!!!! Muak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s