Busca lo más vital no más…

El-Libro-de-la-Selva-1_800

“Busca lo más vital no más, lo que necesitas no más, y olvídate de la preocupación. Si buscas lo muy esencial, si nada más ambicionas, mamá naturaleza te lo da”.

Después de veinte años, creo que esta canción de El Libro de la Selva, iba más dirigida a los padres que a los niños. Gracias a un amigo, hoy la he vuelto a escuchar y me ha hecho reflexionar  sobre qué es lo más vital para mí y sobre qué es lo que la naturaleza (para mi vida) me podría dar.

Siempre he sido una persona muy cuadriculada, organizada y planificadora. Me gusta tenerlo todo bajo control porque sólo así me siento segura. Pero ¿qué sucede cuando se rompen los planes? ¿Qué pasa cuando se derrumba, casi si verlo, mi Torre de Babel? Automáticamente esa sensación de inseguridad y vértigo que no me deja ver más allá de dos metros alrededor.

Por eso, creo que es necesario dejar de esperar e identificar las cosas que son esenciales para uno mismo, lo que es vital. ¿Podría ser, quizás, una reunión con amigos, una comida familiar, una buena conversación, un proyecto bien hecho, echar unos bailes? Si esto es así, ¿qué más dará donde hagas la reunión, si el objetivo es ver a tus amigos; qué más dará qué comer, si la finalidad era disfrutar de la familia; qué más dará el entorno de la conversación, si la compañía es la mejor; qué más dará el reporte económico del proyecto, si con él te sientes realizada; qué más dará la canción que bailes si el objetivo era bailar.

Y es que la vida siempre tiene algo bueno que ofrecerte, siempre tiene tesoros escondidos que sólo encontrarás si, de vez en cuando, te sales del camino que habías previsto. Porque nos sentimos más seguros en nuestra zona de confort, nos manejamos mejor en los problemas del día a día, con la gente habitual y en los mismos ambientes. Pero cerrarte a este camino conocido te hace perder la perspectiva sobre lo que el resto de senderos pueden ofrecerte, sobre nuevas rutas salvajes, sobre nuevas joyas por descubrir.

Si la Torre de Babel se cae, rescata todo lo bueno que haya quedado de ella y comienza por los cimientos, pero no planifiques más allá de tu caminar por la vida. Coge lo más vital, ambiciona sólo hasta el punto de mostrar esfuerzo y actitud pero sin cegarte y alejarte de lo esencial. Nada más que una actitud positiva ante la vida, alejarte de las preocupaciones banales y confiar tanto en “mamá naturaleza” como en tu propio esfuerzo, ayudarán a que tu Torre de Babel llegue a alcanzar el cielo.

http://www.youtube.com/watch?v=UCLr8smSy_Q

Anuncios

13 comentarios en “Busca lo más vital no más…

  1. Te escribo poco, pero no es motivo de que no siga tu encantador Blog. Ésta entrada, es una de las que más me han gustado… Me veo muy identificada en ella. Un beso enorme y sigue así… Eres maravillosa 😉

  2. Gracias por recordarnos lo importante que es…buscar lo más vital. Me ha encantado, como todo lo que escribes. Sigue adelante y nunca te detengas. Eres única! Un beso muy grande!TQM

  3. Esta última entrada me ha recordado a “Into the Wild” (Hacia lo salvaje). Te recomiendo esta película en la que el protagonista “busca lo más vital, no más” Una peli tremendamente buena 🙂 Ni que decir tiene que me ha vuelto a encantar este post y que tienes razón … tanta planificación muchas veces nos absorve y cuando no sale bien lo planificado, nos desorienta, sobre todo a las personas que somos cuadriculadas no, lo siguiente. Gracias por tus reflexiones y continúa haciéndonos reflexionar a los demás 🙂

    • Alma¡ me encanta que me escribas¡¡ solo comentarte que la películo Hacia lo salvaje ya inspiro el post CAP1 MI PROPIO NACIMIENTO. Estoy completamente de acuerdo contigo y a veces, es necesario recordarnos a nosotros mismos estos consejos pues, una cosa es pensarlo y otra es hacerlo. El camino se hace andando y no siempre es fácil, sólo hay que tener claros los objetivos y disfrutar de los avances. Muchísimas gracias por leerme¡ Un beso enorme¡¡

  4. esther, a mi me pasa lo mismo, si no tengo la armonía en mi vida, me angustio. Necesito que cada pieza encaje en su sitio , en el momento que una se mueve ya no estoy tranquila. Y la mejor solución es la que tu dices, lo esencial, lo vital. Enhorabuena

    • Gracias por escribirme Rafi¡ qué ilusión me hace que me leas¡ a veces hay que escribirlo, pensarlo y repetirlo mucho para creerlo 🙂 pero está claro que hay que identificar qué es lo más importante y, al menos, eso, conservarlo y disfrutarlo. Un besazo¡

  5. Pingback: El día que aprendí a dejar de forzar | Los jazmines de mi abuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s